Inglaterra, Escocia e Irlanda del Norte prohíben a los menores de 12 años cabecear la pelota

Distintas asociaciones de fútbol de Inglaterra, Escocia e Irlanda del Norte han establecido este año una serie de cambios con el objetivo de evitar posibles enfermedades cerebrales que puedan sufrir a largo plazo sus jugadores por cabecear la pelota.

Un estudio publicado recientemente por la Universidad de Glasgow dice que futbolistas profesionales tienen 3,5 veces más riesgo de desarrollar una enfermedad neurodegenerativa que el resto de la población y cinco veces más probabilidades de desarrollar Alzheimer.

Si bien la práctica es más que habitual, la restricción se focaliza en los menores de doce años. “Hay estudios de 2014 en Nueva York y de 2017 en Inglaterra que dicen que cabecear la pelota un promedio de 1.500 veces al año produciría una encefalopatía crónica”, explicó el médico deportólogo Norberto Debbag en AM 1300 La Salada.

“Provoca alteraciones cognitivas como trastorno de la atención y la memoria. Hubo muchos estudios pos mortem en donde los derechos de los deportistas que eran jugadores de fútbol se encontraron lesiones de la sustancia blanca. Eso era producto de cabecear, en comparación con otros estudios, como en nadadores, donde no pasaba esta situación”, agregó.

“Un chico de diez o doce años está en plena formación ósea y muscular. Aquí tiene repercusión en cómo el golpe de la pelota da en la cabeza. Teniendo un buen desarrollo de la masa muscular del cuello, mantendría mucho mejor asimilado el golpe y habría menos problemas”, dijo en ‘Siempre con Vos’ junto a Carolina Wyler y Jonathan Rosas.

“Si bien no hay estudios sobre chicos con daño cerebral, esto es para prevenir lesiones a futuro. Hay que seguir estudiándolo porque cabecear tiene esos micro traumas”, sentenció.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *