Tecnoadicción: las recomendaciones de una especialista

Si bien las nuevas tecnologías son parte del día a día, cuando su uso se lleva a cabo con demasiada frecuencia y con cierta ansiedad y deseo, la situación pasa a ser un cuadro. Es por eso que una nueva patología se asoma: la tecnoadicción.

Casi el 30 por ciento de los adultos argentinos se considera adicto a la tecnología y casi el 50 por ciento de los mismos ve la necesidad de contestar inmediatamente mensajes o alertas en redes sociales, un panorama más que preocupante.

La licenciada en psicología Laura Jurkowsky, especialista en esta temática y directora de un centro de adicciones tecnológicas, afirmó en AM 1300 La Salada que “los argentinos dependemos muchísimo del celular”.

“Yo he tenido la oportunidad de viajar a otros lugares y la gente no tiene determinadas conductas que acá uno ve natural: esto de estar sentados con amigos en un café con el celular al lado para ver si aparece una notificación no se ve corrientemente en otros lugares”, comentó.

“Esto empieza a interferir en la conexión cara a cara. Vos podés decirle al otro por mensaje que estas por llegar a su casa, pero si en el momento de compartir estas chequeando cuántos likes te pudieron a lo que subiste a Instagram o chequeando los mails interfiere en la relación con el otro”, apuntó.

“Hay un mito en el que creemos que el cerebro es multitasking y esto no ocurre. Para poder realizar una tarea tiene que desfocalizar en lo que estaba haciendo para focalizar en otra cosa. Si yo estoy mirando una película y voy a mirar una red social, en ese momento dejo de prestar atención a la película para focalizar en esto otro”, dijo.

“Yo recomiendo sacar las notificaciones de todas las cosas que no necesitan urgencia para resolver. No hace falta que cada vez que llega un mail o un mensaje aparezca una. Tenemos que ponernos momentos del día para chequear las otras cosas”, completó.

Mientras tanto, el 50 por ciento se considera adicto a la tecnología y el 72 por ciento ve la necesidad de contestar inmediatamente mensajes o alertas de redes sociales: “Son generaciones nativas digitales y que justamente empiezan a tener cada vez menos herramientas alternativas para utilizar. No se les ocurre utilizar un despertador y muchas actividades pasan por el celular, cosa que los hace vez más dependientes”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *